SEXAGENARIO RECLUIDO EN EL CERESO SUFRE DE MUERTE SÚBITA

Un hombre de 62 años de edad recluido en el Centro De Rehabilitación Social de Itapúa sufrió una muerte súbita, esto se confirmó en el Hospital Regional de Encarnación. Según los intervinientes manifiestan que recibieron una llamada por parte de los guardias de turno del penal solicitando ayuda ya que uno de los internos presentaba malestares

El mismo fue identificado como Albert Ernesto Maldonado Quiñonez, la agente fiscal de la unidad N° 10 Abg. Angelica Arriola y la forence Dra. Clyde Nuñes inspeccionaron el cuerpo y no constataron ninguna lesión donde se procedió a la extracción de sangre y trasladado al laboratorio del Ministerio Público donde se constató la causa de muerte.

Deja una respuesta