DECLARAN DUNAS DE SAN COSME COMO PATRIMONIO NATURAL

Las Dunas de Arena fueron declaradas como Patrimonio Natural del Municipio de San Cosme y Damián. Esto se ha llevado a cabo debido al alto riesgo de desaparición de este recurso considerado como uno de los destinos turísticos más solicitado del país. El proyecto de declaración de “Patrimonio Natural” fue presentado por el concejal municipal David Flores, y fue aprobado por el pleno del cuerpo legislativo, considerando la importancia del planteo realizado y el objetivo del mismo.

Flores, señaló que el trasfondo real de esta declaración es la preocupación de todos los sancosmeños ante la latente amenaza de desaparición que sufre este paradisíaco recurso turístico. En ese sentido, cabe señalar que las Dunas de Arena de San Cosme y Damián registra la desaparición paulatina de su superficie, debido a los fuertes vientos y oleajes que se generan en el caudaloso Rio Paraná. Ante esta situación, y considerando que es la atracción principal de los visitantes que se llegan a la comunidad, los concejales municipales de San Cosme y Damián declararon patrimonio natural del municipio “Las Dunas de Arena”. Este paradisíaco lugar, según la Senatur, es uno de los destinos turísticos más requeridos de nuestro país, por ende, es la principal generadora de recursos de los comercios y lugares de alojamiento que cuenta la comunidad, como las Posadas Turísticas.

Según datos de la secretaria de turismo de este municipio, el 70% de los turistas que llegan a San Cosme y Damián lo hacen atraídos por visitar este fenómeno natural, las Dunas de Arena, la mayor atracción turística de esta comunidad. La declaración de Patrimonio Natural por parte de la Junta Municipal tiene como objetivo fundamental la preservación de este recurso, que se ve seriamente amenazado por las constantes erosión que está sufriendo a causa de los grandes oleajes de las aguas del Rio Paraná. Según los lugareños, las dunas tenían originalmente unas 74 hectáreas de superficie, de los cuales hoy en día solo quedan unas 4 hectáreas, que cada vez se ve más amenazado por la erosión de las montañas de arena.

Ante esta situación, tanto autoridades como pobladores vienen pidiendo desde hace tiempo la intervención de parte de Yacyreta a fin de que pueda ser salvado este fenómeno turístico. Si bien, en la gestión del Gobierno anterior, la EBY se comprometió en ejecutar las acciones necesarias como salvataje de las dunas, hasta la fecha no fueron realizados ningún trabajo que apunte a la conservación de esta área.

Deja una respuesta