30 AÑOS DESPUÉS, FUERZA AÉREA PARAGUAYA MODERNIZÓ AERONAVES FORMADORAS DE PILOTOS

Tras varios meses de una intensa modernización, la Fuerza Aérea Paraguay (FAP) recibió las dos primeras aeronaves Pillan Paraguay, las cuales son formadoras de pilotos. La modernización estuvo en manos de la Empresa Nacional de Aeronáutica de Chile (Enaer).

La entrega de las aeronaves T-35 Pillan FAP 0108 Y FAP 0109 Paraguay, se realizó en Chile, en el hangar de la Empresa Nacional de Aeronáutica de Chile (Enaer).

La ceremonia contó con la presencia de los agregados militares de la República de Chile, coronel Sergio Cabral Avalos y el coronel Christian Ramón Villasantí; asimismo el piloto paraguayo Héctor Raúl Candía y el capitán Luis Fernando Ayala, representante técnico de la FAP, representantes de la embajada de Paraguay en Chile, entre otras autoridades.

Aeronaves.

Las aeronaves son propiedad de la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) desde el año 1992 y tras 30 años de servicio, las mismas fueron enviadas a un mantenimiento, recuperación y modernización. Los trabajos duraron unos 10 meses y son las dos primeras, de un lote de seis aeronaves a ser modernizadas por la Enaer.

La entrega de las dos aeronaves se procedió el pasado lunes y ambas emprendiendo su viaje de retorno al país, realizando el mítico cruce por la Cordillera de los Andes.

En contacto con el historiador de la aviación paraguaya, Lic. Antonio Luis Sapienza Fracchia, señaló que esta modernización significa un paso enorme para la aviación nacional, ya que las Pillán son aeronaves formadoras de pilotos de la FAP.

“Son aeronaves formadoras de pilotos. Llegaron a un punto de tener solo dos en estado de vuelo y por suerte se aprobó su modernización y en el transcurso del año tendrán seis en vuelo. Debido a la poca disponibilidad de aeronaves, se formó una larga lista de oficiales del curso de pilotaje que no podía concluir dicho curso, pero ahora va a ser posible hacerlo más rápido”, indicó.

Manifestó que las ENAER T-35B (E) Pillán son aeronaves modernas, construidas en los años 90 en Chile y compradas por la Fuerza Aérea Paraguaya en 1992. A pesar de contar con muchos años al servicio del país, las mismas no ingresan a la categoría de históricas.

Sapienza señaló que la modernización y el mantenimiento mayor que se hizo en Chile van a extender la vida útil de estas aeronaves, pues ya han volado por el cielo guaraní por más de 30 años.

Indicó que el monto invertido en la modernización no lo maneja, pero los fondos fueron aprobados por el Parlamento nacional, luego de muchas peticiones realizadas por la Fuerza Aérea.

Indicó que en total serán seis las aeronaves que serán enviadas en tres etapas (dos por vez) para el mantenimiento y reacondicionamiento requerido en las instalaciones especializadas de Chile. Las mismas serán destinadas a la Fuerza Aérea de Instrucciones en la base de Concepción.

Recalcó que la FAP necesita más aviones modernos, y no solo para el área de instrucciones sino también para otros grupos como el Grupo Aerotáctico que requiere de aviones de combate.

“El Grupo Aerotáctico es el que cuenta con los Tucanos, eso que están volando desde 1987 y son nuestras únicas aeronaves de combate. Estos son los aviones utilizados justamente para poder interceptar los vuelos regulares. Se habla mucho de radares, pero no solamente la Fuerza Aérea tiene que tener radares —que de hecho tiene dos radares móviles de la marca Elta Israelíes que no son suficientes—, sino también tiene que tener aeronaves que puedan interceptar los vuelos ilegales”, indicó.

Refirió que varias propuestas ya fueron elevadas al Congreso Nacional, pero no han tenido respuesta favorable de parte de las autoridades. Remarcó que las aeronaves fueron modernizadas gracias al trabajo de lobby que realizaron los oficiales, buscando fondos para los trabajos mencionados.